segunda-feira, 16 de abril, 2018

Invierte la tendencia en el país y representa el 20.8% de las ventas

Que apostó a que sería una 'moda' perdida. -Utilidades deportes ya representan el 20,8% de las ventas de comerciales ligeros y coches y superaron, por primera vez, aunque discretamente, el mercado de sedanes en el primer trimestre.
Previsión de los fabricantes es que SUVs, como se denominan, 30% de la rebanada de ventas por hasta tres años, levantando el hilo a la parte superior del mercado y dejando atrás los coches hatch, hoy favorito del brasileño.
Siguiendo la tendencia global, el mercado de SUV es el de mayor crecimiento en Brasil. De 2010 hasta el año pasado, que casi se duplicó en tamaño, dejando unidades de 215.700 414.500. En el primer trimestre de este año, negocio aumentó 34.4% a 109.800 unidades, mientras que el mercado total creció 14,7%. Ventas de sedanes sumaron 109.300 unidades.
Antes casi restringida a importado, alta ventas constante ha llevado a los fabricantes de automóviles continúa la producción, de los casos, por ejemplo, el Jeep Renegade y el compás, fabricado en Goiana (PE).
No es de extrañar que hay utilidades deportes 22 lanzamientos previstos para este año, entre los modelos nacionales e importados. "Brasil va hacia la tendencia mundial (las ventas de los SUV), especialmente en los Estados Unidos y China," dice Rodrigo Custódio, Director de la firma consultora Roland Berger.
En ambos países y Canadá, el segmento representa 40% del mercado de turismos y comerciales ligeros. Según la encuesta, Brasil Jet consulting, con el 20% de las ventas de esos vehículos, equipara las láminas grabadas por Alemania, Francia y la India.
La participación más baja observada entre los 17 países encuestados fue el de Japón, con un 8% de las ventas. "El mercado de los SUV es uno de concentrar más noticias y comunicados en los últimos años," dice Rafael Abe, Director del Jet.
Todo el mundo, fueron vendidos el año pasado, 29,5 millones de estos vehículos, el equivalente a 31,2% del mercado de turismos y comerciales ligeros. En 2010, esta participación fue de 14%.
Lo que atrae a los consumidores a este tipo de vehículos es la sensación de comodidad y seguridad durante la conducción-porque son más altos en relación con otros y permite mejor visión exterior, amplio espacio para los ocupantes y el maletero con capacidad de carga bien. En las versiones con tracción, la ventaja es ser capaces de funcionar con cualquier tipo de terreno.
Existen modelos para la venta de varias pistas, R $60000 (JAC T-40 y Chery Tiggo) R $ 1 millón (SV gama Rover autobiografía), por lo que las utilidades están "robando" ventas de varios subprocesos.
Por qué se concentran 70% de las ventas en el segmento en SUV compactos, los más afectados son la escotilla tamaño mediano-donde se clasifican, por ejemplo, el Volkswagen Golf (R $70000) y el Chevrolet Cruze (R $93000) - y los sedánes medianos - como Toyota Corol (R $90000) y Honda Civic (R $89400).
En baja
Hace cuatro años, los sedanes promedio una vez disfrutaron de un 7,5% de las ventas, rebanada de hoy en 6.4%. La participación de la escotilla cayó 2.2 por ciento en 2015, a menos de 1% en los primeros tres meses de este año. Los cortes son casi extintos. "En mercados como el americano, algunos fabricantes están empezando a retirar las escotillas y los sedánes de la producción de SUVs,", dijo Custodio, Roland Berger. Recientemente, por ejemplo, la prensa estadounidense dijo que General Motors debe tomar el Sonic y la línea Impala en los Estados Unidos, Ford, el Fiesta y Taurus.
Desarrollado inicialmente como rústicos, coches para uso todoterreno, el SUV ha conquistado los consumidores que sólo funcionan en las ciudades. Por lo tanto, la gama de productos se ha expandido con versiones para todo tipo de gusto, pequeño Renault Kwid (R $31000) - nombrada de la marca de la SUV compacta, aunque el mercado no califican como utilidad - hasta el lujo Porsche Macan (R $321.000) y el Jaguar F-ritmo (R $ 322.500).
Un ojo en la rentabilidad
Los fabricantes y consultores predicen ventas de justo sobre 1 millón de utilidades-deportes en el mercado brasileño en 2022, el equivalente del 30% del negocio total de automóviles y comerciales ligero. Todos los fabricantes de automóviles están preparando estrategias para competir en la veta madre, considerada como uno de los más rentables en el medio.
"Va a ser una feroz competencia ya que es un mercado prometedor," observa el Director de Roland Berger, Rodrigo Custódio. Según él, el margen de beneficio en este segmento es importante porque, normalmente, las SUVs son producidos en el mismo plataformas (bases) desarrolladas para los coches.
Es lo que ocurrirá, por ejemplo, con el cruce en T, primera utilidad que Volkswagen en Brasil a principios del año 2019, en la fábrica. El modelo será producido en la misma plataforma del hatch y sedán Polo Virtus, publicado recientemente.
El Ford EcoSport, que introdujo el concepto de SUV en el país, en 2003, se basó en la Fiesta, el Honda HR-V ajuste y Hyundai Creta HB-20, por nombrar algunos ejemplos más.
Volkswagen quiere tomar la marca en este segmento y promesas tienen cinco SUVs en su cartera en tres años. El primero en salir al mercado fue el Tiguan, Allspace tamaño mediano, publicadas la semana pasada. La plantilla se importa desde México y tienen versiones de flex (con motores exportados por Brasil) y sólo el gas. Los precios varían de R $124.900 R $180.000.
Apuesta
El precio de la compacta T-Cruz debe permanecer en la R $70000, ya que tendrá entre sus competidores Creta de Hyundai y el Jeep renegado. Luego vienen la Tarek, hecho en Argentina, el Atlas, importado de los Estados Unidos y tal vez el Touareg, también importados. Pero algunos apuestan por otro producto de Brasil, probablemente una versión más pequeña que el T-Cross.
"De cada 10 automóviles vendidos en Brasil, dos son todoterrenos y en 2022, será tres," dice Pablo Di Si, Presidente de Volkswagen Brasil y América del sur, que admite que la marca era lenta para entrar en el segmento.
Es con estos productos y otro planeado libera 15 en cuatro años que la empresa automotriz espera volver a ser el líder del mercado en el país, poste perdido en 2001 después de 42 años por delante de otras marcas.
Alrededor de la parte superior todavía puede ocurrir este año o el siguiente, pero el ejecutivo señala que debe ser de una manera sostenible. "Si un competidor comienza no vaya después de fiesta de promociones, y podemos ofrecer el liderazgo".
En la cola. General Motors es otra marca que debe ser más opciones de SUV más allá del Tracker, importados de México y el pionero, fabricado en São José dos Campos. La marca promete un segmento de noticias para un número de años, y la fecha puede estar acercándose, no necesariamente este año.
Fiat Chrysler, según fuentes del mercado, trabaja también en una menor utilidad que el renegado y Ford, por su parte, apuesta por la nueva EcoSport, lanzada el año pasado.
Que todavía en el 2018 es el Citroën, que iniciará la producción en Puerto Real (RJ) de C4 Cactus. Renault va a importar la Koleos, considerado un lujo SUV y promete el nuevo Duster para 2019.
El nuevo Chery Tiggo también promete mover en el mercado, especialmente ahora que la marca China está bajo el mando de la Caoa grupo-que produce en los modelos Goiás Tucson y ix35, Hyundai.
También hay muchas novedades importados como Kia Stonic, el nuevo Porsche Cayenne y el BMW X 2.
'Popular' perder espacio
El éxito de utilidades-deportes en el mercado brasileño, en opinión de analistas, se explica, en parte, por el creciente interés de los consumidores de tecnología, conectividad y seguridad a bordo de vehículos.
Todo eso unido a que uno puede casi llamar una nueva ola en el sector, ya que los SUV ha atraído a jóvenes, familias y ejecutivos a expensas de los modelos tradicionales como hatch y sedán, que también incorporan las innovaciones tecnológicas.
Aunque son, en cierto modo, parte de esta disputa, 'cars' - como se denominan hoy en día el antiguo "popular" - están también perdiendo cuota de mercado nacional.
Datos de la Federación Nacional de distribuidores de vehículos automotores (Fenabrave) muestran entonces pérdida de representatividad de los modelos más económicos en las ventas totales de autos y comerciales ligeros. En 2003, representaron 44.3 por ciento del mercado, con 595.700 unidades vendidas. El año pasado representaron 17.3% de unidades de negocio y en 375.700 primer trimestre, sólo 16%, 84600 unidades.
"Incluso los coches populares hoy en día tienen cierta tecnología considerable en comparación con el pasado pero, de hecho, están perdiendo terreno," dice Rafael Abe, Director de la consultoría.
Además de la búsqueda de modelos más equipados, una de las explicaciones es que el consumidor popular tradicional depende de créditos baratos, y que desapareció del mercado en los últimos años. Desempleo también inhibe la venta.
Poca oferta
Incluso en los mejores años para los vehículos populares de 2009 a 2012, cuando ventas anuales pasan a 900.000 unidades, participación en este segmento disminuyó de 31,5% a 26.8% en el período.
Hoy en día, son los más vendidos Ford Ka (24000 unidades este año), Volkswagen Gol (16200), Renault Kwid (13600), Mobi (12300) de Fiat y Toyota Etios. Lo precios van desde R $31000 R $44000,
La oferta de productos en esta categoría también ha descendido. Este año, por ejemplo, no hay ninguna fecha de lanzamiento prevista.
El Presidente de Volkswagen en América del sur y Brasil, Pablo Di Si, Estados que es difícil ahora desarrollar un auto en pista de R $30000. "A no sacrificar tecnología y seguro para poder estar en ese segmento."
DCI - 15/04/2018
Produtos relacionados
Noticia traduzida automaticamente
clique AQUI para ver a original
Outras noticias
DATAMARK LTDA. © Copyright 1998-2018 ®All rights reserved.Av. Brig. Faria Lima,1993 3º andar 01452-001 São Paulo/SP